Nuevo Tiempo

legenda

Nuevo Tiempo

Perú vivió primera campaña de evangelismo online con el Pr. Alejandro Bullón

Pr. Alejandro Bullón disertó para miles a través del Internet.


Por ntperu 06/10/2020 - 07h44

Por primera vez, la Iglesia adventista en el Perú realizó una campaña de evangelismo digital titulada “Más allá del dolor, enfrentando el futuro sin miedo”, en la que la Internet se convirtió en el púlpito para impartir la Palabra de Dios.

Pr. Alejandro Bullón, orador de la semana de evangelismo online.

Esta campaña tuvo como orador al Pr. Alejandro Bullón, conferencista internacional, que cada noche disertó interesantes temas acorde a la coyuntura social que vive el mundo. “Dios está siempre de brazos abiertos, esperándote”, invitaba el Pr. Bullón en sus mensajes, animando al público a buscar a Dios y colocar la mirada en Él, aunque la situación sea difícil. “Los fracasos y las derrotas ayudan a que tu fe, crezca”, añadió.

La tecnología permitió que las predicaciones se disertaran desde la casa del Pr. Alejandro Bullón, en Brasilia (Brasil) y sea recepcionado en Perú para ser transmitirlo a miles de familias a través del Facebook, YouTube, Radio Nuevo Tiempo Perú y 100 radios afiliadas en el mundo.

Esto permitió que 7 409 personas en el Perú reafirmen su fe en Dios, entregándose por completo a través de una ceremonia bautismal y 403 personas alrededor del mundo, inicien a conocer a Cristo a través de un estudio bíblico.

La producción general de la campaña estuvo a cargo de Nuevo Tiempo Perú, que también incluyó alabanzas y un programa previo al mensaje. “Esta transmisión fue realizada en el marco de predicar el evangelio a toda nación, tribu, lengua y pueblo y proclamaremos con más fuerza que el Señor está viniendo a colocar punto final a esta historia de pecado”, aseguró el Pr. Remberto Sarzuri, director general de Nuevo Tiempo Perú.

Debido a las medidas de seguridad por la pandemia, se contó con un equipo técnico reducido en el set de televisión, mientras que otro equipo de coordinación, desde sus hogares, monitoreaba la señal y supervisaba los detalles de transmisión general a través de la plataforma Zoom, a fin de que el mensaje llegue con claridad a todos.

Hoy, solo hay gratitud en los corazones, porque una vez más, Dios se manifestó y permitió llevar esperanza para enfrentar el futuro sin miedo.