Nuevo Tiempo

legenda

Nuevo Tiempo

“Ser un Ángel de Esperanza es un trato que hice con Dios”, afirma

La empresaria Luz Marina superó los momentos de adversidad con Radio Nuevo Tiempo y recuperó las ventas en su negocio.


Por ntperu 09/02/2021 - 01h25

Luego de superar algunas dificultades de la vida, Luz Marina Huillca Mamani, una mujer emprendedora en Arequipa (al sur del Perú), decidió hacer un trato con Dios y convertirse en un Ángel de Esperanza de Nuevo Tiempo Perú.

Luz Marina Huillca Mamani, microempresaria en el rubro de calzados.

Su negocio iba cayendo poco a poco y sus ingresos se aminoraban de la manera que nunca imaginó. “Había días en que no tenía ni para comer, hasta el último sol que pudiera tener era valioso en mis manos”, asegura Luz Marina. Las deudas del alquiler del local, los servicios de luz y agua y otros gastos que no podían esperar, la llevaron por el camino de la angustia y un insomnio permanente que, no dormir tres o cuatro noches seguidas, se había convertido en parte de su vida normal.

“Necesitaba creer en algo, buscaba en qué creer, pero no encontraba”. Ante la ansiedad de descubrir ese ‘algo’ que llenara su vacío interior, empezó a confiar en los naipes, la coca, el pago a la tierra, pero nunca encontró la solución. Una tarde aceptó ser parte de la organización de una fiesta tradicional, con toda la gente del pueblo. Me presté dinero de varias personas para contratar a los músicos y tener todas las cosas listas”, explica. “Hasta que, un día antes, me avisan que todo se ha suspendido y que no se podría realizar”, añade. Ante la inesperada noticia, su corazón se estremeció y la llevó a una profunda depresión.

“Esto fue lo peor que hice y me sentí muy mal. Yo sabía que no debía aceptar estar en esta fiesta”, menciona con arrepentimiento. “Oraba a Dios y pedía llenar el vacío interior, pero sentía que no me escuchaba”, afirma.

Luz Marina fue bautizada por el Pr. Daniel Catachura, su sobrino.

Sin embargo, la radio… esa bendita radio estaba a su lado dándole ánimos para levantarse. “En esos momentos, Radio Nuevo Tiempo siempre tenía los mensajes directos para mí. Si yo no sabía qué hacer, la radio me decía cómo hacer”, recuerda con satisfacción. Los mensajes del Pr. Alejandro Bullón, el Pr. Joel Flores y otros predicadores, le ayudaron a entender que no todo estaba perdido.

“Una mañana me quedé sola en casa. Lloré y lloré con angustia y le dije a Dios que no podía más”, recuerda. “¿Por qué no me quieres escuchar? ¡Ya no puedo, Dios! ¿Qué planes tienes para mí? Ya Tú ve qué haces, yo ya no puedo más”, clamó a Dios.

A partir de esa oración, Luz Marina recobró la paz interior y nunca más volvió a tener insomnio. Estudió la Biblia y, tiempo después, fue bautizada por su sobrino el Pr. Daniel Catachura. Sus ganancias en su negocio empezaron a crecer, empezaron los pedidos a tal punto que no puede cumplir con todos porque es bastante.

“Para mí, Radio Nuevo Tiempo es una gran bendición. Es algo maravilloso, hermoso, porque en los peores momentos de mi vida, allí estaba la radio”, señala. Desde entonces, Luz Marina hizo un pacto con Dios: “Solo le pedí a Dios es trabajo, nada más. Y con ello, yo tengo para dar mi donación a Ángeles de Esperanza. Para que la radio llegue a los lugares más lejanos y ayude a más personas, así como lo hizo conmigo”, finaliza.