Nuevo Tiempo

legenda

Nuevo Tiempo

«Proyecto Miel» moviliza a cientos de voluntarios en Chile

Importante participación de ancianos de iglesia marca el proyecto de voluntariado durante el primer mes de 2021


Por ntchile 07/02/2021 - 06h49
Imagen: IASD Chile

Antes de alcanzar un sueño hay una etapa llamada transición, es en esta fase donde se desarrollan planes para atender el objetivo propuesto. Teniendo eso en cuenta la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chile se planificó para llevar a cabo el proyecto “Miel”, donde más de 300 ancianos de iglesia y voluntarios se pusieron a disposición para llevar personas a los pies de Jesús, marcando la diferencia en los primeros días de este año.

“Durante el último trimestre de 2020, cerca de 360 ancianos de iglesia de todo Chile, se han estado preparando como evangelistas voluntarios, a fin de llevar a cabo una semana de evangelización en las distintas localidades de sus respectivos distritos el mes de enero de 2021. señaló el pastor Juan Fernández, líder de evangelismo de la IASD en Chile.”

Lea también:

Clínica Adventista inició proceso de vacunación

10 días de oración y 10 horas de ayuno

Bajo la convicción que ha llegado el tiempo de concluir la misión encomendada por Dios, en la zona Sur Austral de Chile se dio a conocer la historia de Dina Soto. Su testimonio fue presentado siendo uno de los primeros frutos del “Proyecto Miel” en el mes de enero.

“Yo fui bautizada hace 40 años, pero de una manera no considerada por mí correcta. Después me divorcié, hace como 25 años, entonces me aferré al Señor. Mi deseo era concretar el sello de mi fe en el bautismo. Sé que con este paso que doy ya dejé todo el mundo atrás, y ahora solamente me resta seguir al Señor. Creo firmemente que mi ayudador es mi todo y quiero seguir en los caminos del Señor; comentó Dina Soto, adventista que aceptó a Jesus a través de este proyecto.”    

Dina Soto, adventista. Foto: ASACH

Este sincero deseo de permanecer en los caminos del Señor, pudo ser expresado porque Soto un día recibió la invitación de estudiar la palabra de Dios, a través del hermano Juan Pérez, quién reconoce en este proyecto una gran oportunidad de inspirar en los hermanos el trabajo misionero en sus iglesias y comunidades.

“Creo que aquí trabajó el Espíritu Santo, creo que el Proyecto Miel es muy importante, porque da la oportunidad de que el trabajo misionero no tenga una detención en el año, porque cada día hay personas que quieren entregar su vida a Cristo; como el caso de nuestra hermana Dina.”

A lo largo del país se dieron a conocer muchas otras historias de vidas transformadas por el evangelio durante el “Proyecto Miel”. Hoy, más que nunca el llamado hecho por el Señor resuena fuertemente en los oídos de su pueblo: «¿Cómo pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quién les predique?…» Romanos 10:14

“Hoy, bajo la certeza del inminente regreso de Cristo, oramos a Dios para que como iglesia muy pronto tengamos la urgente necesidad de reiterar esta práctica con mayor frecuencia, y quien sabe, ya quizás no con 360 voluntarios sino con los más de 2.500 ancianos que ministran la grey de nuestra iglesia en Chile, destacó el pastor Juan Fernández.”

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, seguirá ofreciendo instancias como estas para que todos los miembros aprovechen cada oportunidad en ser misioneros del reino de Cristo.